Siendo un lugar único en la costa sur de Brasil, la Isla de Porto Belo encanta por su belleza paradisíaca. Su naturaleza preservada es una atracción especial, en medio de la comodidad de la infraestructura que ofrece al visitante.

En la Isla de Porto Belo, los turistas pueden disfrutar de muchas alternativas de entretenimiento, atracciones y servicios, con un área exclusiva para grupos de excursiones.

De acuerdo con el estudio realizado por profesionales especializados en turismo sostenible sobre el uso turístico-recreativo de la isla, la capacidad máxima de visitantes es de 1.879 personas por día.

La empresa opera en compromiso con los clientes, empleados, medio ambiente y la sociedad, siendo responsables conjuntamente para el desarrollo de la comunidad local.

En temporada alta, la atención es realizada por estudiantes de Turismo y Hoteleria que dominan diversos idiomas. El trabajo conjunto entre los barcos de los pescadores locales y las escunas de tours marítimos, garantizan un paseo seguro y divertido, lleno de conocimientos y de aventuras.

A bordo de estos pintorescos barcos de pescadores o en las escunas con animación a bordo, los turistas disfrutan de un paseo agradable y de bellos paisajes, además de conocer un poco acerca de la historia de la Bahía, hasta llegar a la Isla de Porto Belo.

La Isla de Porto Belo está abierta al público de 7:00 a 18:00 hs. en temporada alta (1 de diciembre al 31 de marzo). El resto del año, se deben programar las visitas.